Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Las Mestas y su transformación arquitectónica

Votos

(Total de votos recibidos 3)

(Puntuación 2,00)

csio3
El Complejo Deportivo de Las Mestas fue inaugurado oficialmente el 1 de enero del año 1986, aunque desde los inicios del siglo XX ya existía un espacio habilitado para la práctica deportiva. Concretamente, el aviador cántabro Salvador Hedilla se sirve de los terrenos situados en el actual hipódromo para realizar tres exhibiciones aéreas. Posteriormente se adapta para la práctica de la hípica aunque no es hasta primeros de los 80 cuando se dota a la instalación de una infraestructura deportiva sólida
Actualmente se estructura en dos partes: zona sur y zona norte. En cuanto a la zona sur, se encuentra el estadio de atletismo José Luis Rubio, un módulo cubierto de atletismo y una sala de musculación. Por otro lado, en la zona norte donde ubicada la pista de saltos hípicos donde se celebra el CSIO Gijón y otras instalaciones como dos pistas polideportivas, velódromo, anillo acuático, sala de musculación, pista de hípico de entrenamiento, tres naves de boxes para alojar caballos y parking.

Durante el resto del año la pista de saltos hípicos tiene diferentes usos deportivos ya que se utiliza como campo de rugby y de fútbol americano.

Aunque la pista de competición atrae toda la atención del aficionado, un concurso hípico cuenta con otros puntos de especial importancia como las gradas, las cuadras, pistas de ensayo, etc. Por ello, el hipódromo gijonés cuenta con unas instalaciones de primera categoría en las que cada año se realizan mejoras.

El verde

La pista de competición ha sido siempre de césped, pero en sus comienzos era rectangular y estaba rodeada de ceniza. En los años 80 se cambió la estructura de la pista a la actual en forma de óvalo y los alrededores se cubrieron de cemento.

El drenaje y su color han hecho del césped gijonés uno de los aspectos más valorados, tanto por los participantes como por los espectadores, frente a otros concursos del mundo del salto ecuestre que siguen compitiendo sobre arena. La capacidad de drenaje, renovada en 1975 y mejorado en sucesivas ocasiones, junto con la canalización de los ríos adyacentes, terminó con las inundaciones y encharcamientos que se produjeron en varias ocasiones con las lluvias de agosto.

A todo ello le tenemos que sumar el material técnico, la belleza y originalidad de los obstáculos, en constante renovación, que proporcionan una línea característica al concurso hípico.

Los graderíos

En sus orígenes se trataban de balaustradas y tribunas de madera o estructura metálica que incluso en el año 1966 llegaron a causar accidentes. En el año 1968 el palco y las tribunas de Preferencia reemplazaron la madera por el hormigón y, tres años más tarde, fueron cubiertas. Además, en el año 1993 se construyeron las nuevas oficinas y el jurado.

La capacidad del CD Las Mestas es de un total de 15.000 personas. Las dos tribunas cuentan con 3.000 localidades con asiento distribuidas entre el graderío antiguo, que puede albergar a 1.000 personas y el graderío este nuevo que data del 2005 para 2.000 personas.

Durante la celebración del Concurso de Saltos Internacional Oficial de Gijón la instalación está repleta de personas que acuden a disfrutar del evento deportivo y de toda la oferta social que lo acompaña.

Las cuadras

Se dispone de tres zonas de cuadras, dos de ellas edificadas en 2002 con capacidad para 134 caballos y una más antigua que data de los años 60 para una treintena de equinos. Las cuadras cuentan con un espacio habilitado para el veterinario y para el herrero, duchas para los caballos, aseos, almacenamiento de paja, etc.

Asimismo, durante la celebración del concurso se dispone de cuadras portátiles a través de la contratación de boxes para alojar a los caballos y que se sitúan en una parte del aparcamiento de la pista de atletismo de Las Mestas.

La pista de ensayo

La pista de entrenamiento es de arena y fue construida en la década de los 70. Pese a que ha sido reformada en varias ocasiones, está planificado que próximamente la hierba sustituya a la arena para dotar a las instalaciones deportivas y, por ende, al concurso gijonés, de un mayor nivel.

Este espacio deportivo es utilizado por los participantes como zona de calentamiento antes de competir en las pruebas y también para rodar con sus caballos durante las jornadas que constituyen el evento.

Los alrededores

Además de la competición deportiva, alrededor de la pista y tras los graderíos del hipódromo de las Mestas se organizan diferentes servicios destinados al ocio y entretenimiento de todos los asistentes.

Desde numerosos puestos de hostelería con terrazas, hasta un restaurante panorámico situado a pie de pista, village comercial con más de veinte puestos, exposiciones fotográficas, dos zonas infantiles con hinchables, ludoteca, pony-park, las populares apuestas deportivas, etc.

El personal del Patronato Deportivo Municipal de Gijón y del resto de organismos municipales, junto con los operarios de las empresas contratadas, tienen una labor muy importante para el correcto desarrollo del concurso hípico, tanto en la adecuación de la instalación para que esté a punto para el inicio del evento como en el día a día.



.