Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

MOZOS Y MOZAS DE CUADRA: los pilares de la tierra bajo el verde del Hípico de Gijón/Xixón

Votos

(Total de votos recibidos 43)

(Puntuación 2,95)

0830-mozos-de-cuadra-csio-243px
¿Nunca te has preguntado qué hay tras la valla de acceso al recinto restringido al público? La respuesta es muy sencilla: TRABAJO. Mucho trabajo. Y no hablamos solo del esfuerzo y la dedicación de jinetes y amazonas –las estrellas indiscutibles, junto a sus monturas, del concurso hípico–, que entrenan sin descanso en la pequeña pista que se ubica casi al pie de las cuadras. Hay mucho más.
Los mozos y mozas de cuadra tienen un quehacer diario durísimo, que empieza cada mañana muy temprano y termina cuando el de casi todos los demás ya ha acabado.

0830-mozos-de-cuadra-csio-2018-02 
Además de la obligación de mantener lustrosos a los caballos, deben de hacer lo más confortable posible su cama, sacarlos a pasear, mantener a punto los aparejos y darles cada comida y bebida a su debido tiempo.

Es, en muchas ocasiones, un trabajo totalmente vocacional y pasional por el caballo y su mundo. Para todos ellos es una manera de estar en contacto con este animal tan fuerte, elegante y noble.

0830-mozos-de-cuadra-csio-2018-03
 
Es cierto, la hípica es, inevitablemente –y desgraciadamente para su difusión y popularización– un deporte caro: por el valor de los animales, de su mantenimiento y de todo lo que lo rodea… Así que una oportunidad única –y una experiencia vital inolvidable– para poder experimentarlo de cerca es trabajar en su entorno, muy especialmente para aquellos que aspiran a ser jinete o amazona.

0830-mozos-de-cuadra-csio-2018-04

Dar un paseo por las cuadras del concurso hípico de Gijón/Xixón en las horas más tempranas de la mañana es todo un espectáculo. Mangueras, carretillas con heno, rastrillos, aparejos, perros, muchos perros, y camiones y trailers gigantes para trasladar a los caballos de un concurso a otro.

0830-mozos-de-cuadra-csio-2018-05

E igualmente curioso es descubrir la infinidad de artilugios de movilidad que utilizan deportistas, operarios y mozos para desplazarse por las cuadras y alrededores. Desde bicicletas de todos los tamaños hasta los utensilios con motor de explosión o eléctrico más improbables.

Así es esta faceta algo oculta para el público en general de este apasionante mundo del caballo, de la hípica y de los concursos, que cada año, desde hace casi ochenta, nos regala el verano gijonés.

0830-mozos-de-cuadra-csio-2018-01
Palabras clave Hípico, 2018, Gijón, Deporte